Las torrijas, los huesos de la abuela de Cervantes y el (ficticio) Grial de Levante

IMG_0867
(Museo de L’Almodí de Valencia, sede de la exposición Els Camins del Grial, abierta hasta el mes de junio)

Una Semana Santa más. Una Semana Santa más, sin Canal 9. Una Semana Santa sin referencias sobre nuestras tradiciones, a compartir por los valencianos.

Una Semana Santa en la que las torrijas castellanas han sido las reinas gastronómicas en los medios de comunicación de Madrid, y en la que las monas de Pascua se constituyen como fenómeno exclusivo de Cataluña.

En resumidas cuentas, una Semana Santa más en la que nuestro territorio es considerado como el Levante, al mismo nivel toponímico que los Pirineos, por ejemplo. La única diferencia, es que uno es sitio de mucha playa y buen tiempo, y el otro de muchas montañas y frío. La gente, su identidad y su cultura, es lo de menos, no cuenta para el Centro…

Y, como remate de la Semana Santa, la noticia sobre el proyecto de desenterrar los huesos de la abuela de Cervantes (¡sic!) que, al parecer, descansan en Arganda, por aquello del papel del ADN mitocondrial en la certificación de autenticidad de los huesos de Miguel de Cervantes, encontrados en el Convento de los Trinitarios de Madrid. Todo ello, para mover al sufrido turista (y su bolsillo) hacia esta nueva ruta abierta de la arqueología literaria.

En este sentido, no deja de ser significativo el estado de abandono, denunciado hace poco por Compromís de Valencia, en el que se encuentra la lápida funeraria, sita en la Catedral de Valencia, dedicada al más ilustre de los poetas valencianos: Ausiàs March.

Y el Domingo de Resurrección era el turno del Parsifal de Richard Wagner en el programa This is Opera de TVE2, dirigido y presentado por Ramon Gener, catalán para más señas. Aquí, la ruta iniciática comienza en los Pirineos, para (después de dejar a un lado Montserrat) desplazarse a Valencia y ver el Santo Cáliz de su Catedral, al tiempo que se constataban las vicisitudes, tanto producto de la tradición y las leyendas, como de sus más de 570 años de residencia documentada en Valencia.

Pero, como ‘la cabra tira al monte’, Gener se va a Montserrat para hablar con un tal Juliol, monje de la Abadía de Montserrat, y dejar claro (no olvidemos que después de visitar el Cáliz de Valencia) que el Grial no existe en la realidad; que el Grial es algo inmaterial, una utopía que hay que buscar, aunque nunca se llegue a alcanzar. (Tal vez, ¿en las misas que se celebran en la Abadía de Montserrat ni se levantan cálices, ni se reparten hostias?) ¡Ay!, me temo que ‘otro gallo cantaría’ si en lugar del Cáliz de Valencia, se tratara del de Barcelona o de Montserrat..

En fin, una Semana Santa más…

Sin Canal 9, sin el Grial, estamos vendidos.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s